Un costurero es más que un sitio donde guardar materiales, es un vínculo con el hacer, que permite atesorar pequeños recuerdos y construir vivencias. 

 “Pic Nic” es mi nuevo costurero de edición limitada, en el que estuvimos trabajando con mucho empeño el último tiempo. 

 Todo el material es original y fue diseñado y producido en el Bugam-taller, y tanto Camilo como yo estamos re contentos con el resultado. Para llegar hasta aquí, hicimos incontables pruebas de materiales, mecanismos y diseños. Hubo más de una noche de dormir poco y trabajar mucho, pero eso ya no importa porque “Pic Nic ” está completo :) 

Cada costurero “Pic Nic”  trae: 

 Una frutillita rosada que se abre guardando tus agujas.

 

Dos bastidores rojos, ornamentales con glitter, (uno redondo de 6 cm  y otro ovalado de 18 x 14 cm). 

 

Una fresa albina como alfiletero, para tener en la mesa de trabajo. 

 

La clásica tijera cigüeña, en su versión plateada. 

 

Un pequeño dedal, muy frutal

 

Dos retazos de batista, uno con diseño transferido de un gorrión posado sobre rama de frutillas.

 

Bobina plástica para tres tonos con hilo mouliné

 

Y una pareja de tórtolas que se besan y enrollan aquella hebra suelta que nunca nos falta. 

 

 

Pic nic

$2.500,00
Sin stock
Pic nic $2.500,00

Un costurero es más que un sitio donde guardar materiales, es un vínculo con el hacer, que permite atesorar pequeños recuerdos y construir vivencias. 

 “Pic Nic” es mi nuevo costurero de edición limitada, en el que estuvimos trabajando con mucho empeño el último tiempo. 

 Todo el material es original y fue diseñado y producido en el Bugam-taller, y tanto Camilo como yo estamos re contentos con el resultado. Para llegar hasta aquí, hicimos incontables pruebas de materiales, mecanismos y diseños. Hubo más de una noche de dormir poco y trabajar mucho, pero eso ya no importa porque “Pic Nic ” está completo :) 

Cada costurero “Pic Nic”  trae: 

 Una frutillita rosada que se abre guardando tus agujas.

 

Dos bastidores rojos, ornamentales con glitter, (uno redondo de 6 cm  y otro ovalado de 18 x 14 cm). 

 

Una fresa albina como alfiletero, para tener en la mesa de trabajo. 

 

La clásica tijera cigüeña, en su versión plateada. 

 

Un pequeño dedal, muy frutal

 

Dos retazos de batista, uno con diseño transferido de un gorrión posado sobre rama de frutillas.

 

Bobina plástica para tres tonos con hilo mouliné

 

Y una pareja de tórtolas que se besan y enrollan aquella hebra suelta que nunca nos falta.